Articulo de RAMON COMORERA en EL PERIODICO (BARCELONA) 09/12/13

A Barcelona le falta sumar aún la estación central al motor económico puerto-El Prat

Un libro de un exdirector de Transports sobre la red de tren apoya una obra al ralentí

En la década prodigiosa de las infraestructuras con la que se estrenó el siglo, endeudamiento al margen, Barcelona ha conseguido dotarse de potentes motores de desarrollo económico por 51Kl2zs7k0L._SY300_mar y aire: las ampliaciones del puerto y del aeropuerto. A ellas, convertidas en herramientas anticrisis aunque inexplicablemente les falten aún los accesos, debía añadirse la tercera pata por tierra: la red ferroviaria de alta velocidad y el complejo de La Sagrera-Sant Andreu. Sin embargo, el trípode se ha quedado cojo con la línea abierta pero con la macroestación casi en sus inicios y su entorno a menos del 50%. Con los AVE pasando de largo desde enero y las millonarias obras al ralentí, el plan podía generar dudas. Estado, Generalitat y ayuntamiento pactaron en julio recortar el proyecto. Medio año después todo sigue con cuentagotas. Un libro del ingeniero de Caminos y exdirector general de Transports, Jordi Julià, recién publicado reivindica la estación como pieza clave e imprescindible de la red ferroviaria.

El trabajo es crítico con el «endeudamiento indiscriminado» del ciclo expansivo de los últimos 25 años, un crecimiento que no «volverá a verse». Destaca que el principal error ha sido «querer ir demasiado deprisa», un mal extensible también a Espanya y a la mayoría de países del sur de Europa. Julià afirma que con un sector de la construcción que, en general, suponía el 10% del PIB, cuando lo razonable en un país avanzado y equilibrado sería el 4%, la situación era insostenible. Reconoce que la crisis define un futuro difícil. Sin embargo, con un puerto y un aeropuerto válidos para muchos años, La Sagrera no puede quedar atrás.

DOS EN UNA / La inversión en la macroestación intermodal es necesaria para absorber y distribuir con eficacia el tráfico ferroviario no solo de Barcelona sino de su área metropolitana y su irradiación hasta las demás capitales catalanas. Julià, uno de los expertos más destacados del país en redes ferroviarias, sostiene que los dos niveles de la estación, alta velocidad encima y Rodalies debajo, con un total de ocho vías y cuatro andenes en cada caso, implantarán junto con el túnel que cruza el Eixample un sistema de trenes pasantes desde Sants que dará fluidez y eficiencia.

El libro realiza en 150 páginas trufadas de gráficos y fotografías un recorrido por la historia ferroviaria de Barcelona desde sus inicios, con la apertura de la primera línea de Mataró, hasta la novísima alta velocidad. La Sagrera i la xarxa ferroviària de Barcelona ha sido editado por Viena con el apoyo del consorcio Barcelona Sagrera Alta Velocidad y el Ayuntamiento de Barcelona.

TRANSFORMACIÓN / Julià analiza en el volumen todos los modos de transporte sobre raíles (metro, tranvía, Rodalies, Ferrocarrils de la Generalitat), su realidad y sus proyectos, pero se centra en el impacto de La Sagrera. Destaca que más allá de la operación ferroviaria, la futura y gran estación central de Barcelona se convertirá en un nuevo foco urbano que desplazará el crecimiento de la ciudad hacia el Besòs. La transformación urbanística, con las vías cubiertas con un cajón de hormigón y un gran parque lineal encima de los 3,7 kilómetros de corredor ferroviario (entre el puente de Bac de Roda y el nudo viario de la Trinitat), acabará además con una fractura secular de la ciudad.

El conjunto de la estación (1,2 kilómetros de largo por 150 metros de ancho incluidos los grandes espacios necesarios para el acondicionamiento y avituallamiento de los trenes) impulsará la actividad económica y social de la superficie con nuevos edificios de servicios y viviendas, y también de equipamientos.

La situación inmobiliaria es hoy bien distinta, pero la fuerza de las comunicaciones que inducirá La Sagrera son garantía de su desarrollo si se mantiene la inversión pública, sostiene el autor. La participación privada en la gestión de un gran espacio comercial que ahora se busca para completar la financiación del proyecto así como otras inversiones que se puedan captar, serán una realidad si el gasto de las administraciones está garantizado. A ello se refirió el viernes el alcalde Xavier Trias: «Para encontrar inversores y que el proyecto funcione, Fomento ha de invertir y cumplir con sus obligaciones en los plazos marcados».

 

Une réponse à “Desarrollo del transporte metropolitano : La Sagrera se reivindica”
  1. Esto es ¡genial! No he leído algo como esto en mucho tiempo . Maravilloso encontrar a alguien con algunas ideas nuevas sobre este tema. Este sitio web es algo que se necesita en la red , alguien con un poco de sinceridad. Un trabajo útil para traer algo nuevo a la red. Gracias de todos lo que te leemos.

  2.  
Trackbacks
  1.  
Répondre

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>