Javier Casqueiro – EL PAIS INTERNACIONAL – 14/09/14

Marruecos impulsa una operación para transformar una villa decadente en una metrópoli moderna

El noroeste de Marruecos, tan marginado durante decenios por el difunto rey Hassan II y con tanta proyección internacional por culpa del narcotráfico, la inmigración y el salafismo, bulle en plena transformación. Un centenar de proyectos en marcha (o por ejecutar) tiene levantada la ciudad de Tánger.

Origine : EL PAIS INTERNACIONAL

Origine : EL PAIS INTERNACIONAL

Un nuevo tren de alta velocidad —el primero de África— conectará a partir de 2015 el norte del país con Casablanca. Se ha abierto una autovía hasta Marraquech, nuevos accesos a la urbe; se están construyendo 15 aparcamientos, 25 colegios, un palacio de congresos, más de una decena de hoteles, una docena de mezquitas, un hospital, un estadio, parques… Y como gran objetivo está convertir Tánger, una ciudad de casi un millón de habitantes, en el principal puerto del continente y del Mediterráneo, puesto que ahora ocupa Algeciras. Mohamed VI implicó a 12 ministerios y ocho organismos públicos en el plan de modernización, conocido como Tánger Metrópoli y que se llevará a cabo a lo largo de cinco años (2013-2017).
El hotel Minzah, el Rembrandt y el Continental, que alojó a un Winston Churchill corresponsal de guerra, o los cafés de París, Hafa y Fuentes olían demasiado a naftalina. Parecían atrapados en otra época. La ciudad, que fue en el pasado refugio de literatos como William Burroughs, Tennessee Williams y Mohamed Chukri, camina en otra dirección. Uno de los símbolos de ese renacimiento podría ser la reapertura hace una semana del mítico hotel Villa de France, tras 20 años cerrado y muchos más de agonía. La habitación número 35 desde la que Henri Matisse pintó en 1913 Paisaje visto desde una ventana es ahora un museo. Debajo, más allá de la medina, el zoco y la casba, vibra la segunda capital económica de Marruecos tras Casablanca y la más cara en nivel de vida, 10 puntos por encima de la media.
La gran apuesta de futuro de la ciudad es captar la mayor cantidad posible de las mercancías que navegan por el Mediterráneo dentro de millones de contenedores, procedentes de los cinco continentes. La misión no es fácil. Por el estrecho de Gibraltar, los 14 kilómetros que separan Europa y África, pasan cada año 100.000 barcos, el 20% de la carga que se mueve en todo el mundo. Hay mucha competencia. El puerto de Algeciras tiene ahora el liderazgo en el Mediterráneo tras un vertiginoso crecimiento en los últimos años. Pero Tánger aspira a arrebatárselo gracias al nuevo puerto, llamado Tánger Med, que se inauguró en 2008, desbordado y batiendo récords algunos días punta de este verano, y ya con una ampliación que se pretende acabar en 2015.

(Seguir en EL PAIS INTERNACIONAL)

 

Répondre

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>