El turismo afronta su responsabilidad social

THIAGO FERRER MORINI EL PAIS del 07/05/17

El sector de los viajes se enfrenta al desafío de gestionar los recursos para garantizar su subsistencia

Durante muchos años, el impacto social y medioambiental ocupó el asiento trasero de las políticas turísticas, encabezadas por las ambiciones de rentabilidad y crecimiento. « Hace 10 años la sostenibilidad no era un problema real para el sector », afirma Maria Damanaki, excomisaria europea de Pesca y directora gerente global de Océanos de Conservancy International. Pero el cambio climático y los factores sociales han acelerado las presiones sobre la industria, especialmente imperiosa en países como España, cuyo modelo de negocio vacacional hace un uso muy intensivo de los recursos naturales. Dado que el turismo representaba en 2015 el 11% del PIB español (y casi el 45% del de regiones como Baleares), el sector necesita toda la ayuda que pueda obtener.

La urgencia se redobla cuando la presión del turismo sobre los recursos empieza a generar un descontento de la ciudadanía con el sector. En Barcelona, por ejemplo, la encuesta municipal de percepción del turismo indicó el año pasado que, por primera vez, el porcentaje de ciudadanos que cree que se ha llegado al límite de turistas es superior al que considera que es necesario atraer más.

Casi tan importante es recordar que un destino que no gestiona bien sus recursos tiende a deteriorarse más deprisa. Cuatro de cada diez visitantes a Barcelona afirman que la ciudad tiene demasiados turistas. « El primer paso es medir y darse cuenta de las propias capacidades », apunta Alex Dichter, de la consultora McKenzie. « ¿Es Barcelona consciente de lo que hace cuando construye una nueva terminal de cruceros? ».

Seguir

A propos admin

Nicolas ROGIER (IAE, Saint-Cyr, Auditeur IHEDN) : fort d'une expérience de 25 ans à des fonctions de management opérationnelle dans plusieurs sociétés, en France et à l'étranger, il se passionne pour les enjeux du Développement durable et plus spécifiquement de la maîtrise des impacts. Il créé à Marseille en 2008 son propre cabinet, Garrulus Consulting, dont les activités sont essentiellement orientées autour des problématiques de déplacements, des transports et des risques. Il développe ses activités sur plusieurs pays du bassin méditerranéen et également en Europe orientale.
Ce contenu a été publié dans Déplacements, Développement Durable, Emissions CO2, En castellano, En català, Environnement, Europe, Méditerranée, Pollution, Risques, RSE, Transports. Vous pouvez le mettre en favoris avec ce permalien.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *